Reglas básicas de las joyas para hombres

El tema de las joyas para hombres cada día gana más seguidores, sin embargo, la falta de costumbre ante el ritual de ponerse y quitarse una pieza (según la ocasión) sigue siendo la enemiga número uno de que las usen. En esta guía te hablaremos de las piezas más buscadas, los clásicos y las nuevas tendencias para el público masculino.

Seguramente te has preguntado cuáles son exactamente las joyas masculinas, y hoy día existe una gran variedad. La ideal siempre dependerá del estilo y gusto de la persona, pero afortunadamente podrás escoger entre:

 

  • Gemelos para camisas: ¡los favoritos! Y es que así el hombre no se dedique netamente a los negocios esta es una pieza que no puede dejar de tener. Los gemelos para camisas son como la marca de la persona, dan personalidad y le agregarán fuerza y elegancia al traje.

 

  • Reloj: un buen reloj es sinónimo de carácter, personalidad y en algunos casos se cree que poder. Es una joya que se lleva desde hace generaciones y que las casas relojeras han actualizado al punto de fusionar lo funcional y moderno en una pieza de alta gama.

 

  • Anillos: infaltable para los hombres casados y un accesorio muy popular.

 

  • Pendientes: se han llevado por décadas en uno de los lóbulos, pegados a las orejas o en forma de argolla pequeña. Actualmente existen muchas propuestas con piezas que cuelgan y se mezclan distintos materiales, pero dependerá estrictamente del estilo del hombre.

 

  • Pulseras y brazaletes: siendo los más populares de oro, plata o metal, actualmente las marcas de joyas más reconocidas han agregado cordones y detalles grabados. La clave de esta pieza es que sea consistente, mientras menos delicada más masculina se verá.

 

  • Collares: esta es la joya para hombres más difícil de usar, y es que ellos aseguran que supone incomodidad el estar atento de colocárselo y quitarlo para ducharse o dormir.

 

Si estás iniciándote en el mundo de las joyas para hombres, no te cuestiones si algo que te gusta está bien o mal, juega con tu estilo, usa piezas que vayan acorde con el lugar al que visitarás. Investiga y aprende a combinar tendencias e invierte en piezas que sean buenas, accesorios que no pasen de moda rápido y que te duren, si es posible, para toda la vida.