Normas básicas para identificar una joya falsa

Cada día son más las imitaciones que te puedes encontrar en la venta de joyas de segunda mano así como de otros artículos. Y aunque en ocasiones tomes todos los recaudos necesarios para que esto no suceda, resulta mucho más seguido de lo que crees el hecho de encontrarte con joyas que son falsas y que las hacen pasar por auténticas.

Dentro de las copias que más se realizan se destacan las copias de la empresa Tiffany, reconocida en todo el mundo y que se hizo muy famosa en su momento gracias a Audrey Hepburn y su “Desayuno con diamantes”.

 

Qué hacer para identificar una joya falsa

 

  • Quién vende la joya: la confianza en la persona que nos está vendiendo la joya es una de las grandes claves en todo esto. El hecho de que lleve mucho tiempo en el mercado, que tenga un local abierto al público, son por ejemplo detalles que no puedes pasar por alto si no quieres ser engañado.

 

  • Certificado: si bien el certificado suele dar garantía de que es original, hoy en día no nos podemos fiar sólo de ello. El certificado no debe de ser un certificado emitido por la tienda sin más, sino que tiene que ser un certificado realizado por un laboratorio por ejemplo en el caso de los diamantes.

 

  • Lupa de aumento: para que se pueda hacer una valoración real de la pieza se necesita de una lupa de 10 aumentos en donde podremos ver claramente cuáles son esas imperfecciones con las que cuenta y ver la pureza de la piedra.

 

  • Peso: el peso de la joya es otro de los puntos a tener en cuenta y que podría llegar a indicarnos que nos están vendiendo una piedra diferente o que no es la que buscamos.

 

  • Oro y plata: cuando compramos algo de oro y plata, éste debe de llevar dos marcas. Una de ellas es del fabricante mientras que la otra es del laboratorio.

 

Esperamos que con estos consejos y normas básicas te sea ahora mucho más sencillo el identificar una joya falsa.