Materiales que se utilizan en joyería

Si te estás iniciando en un curso en una escuela de joyería profesional, de seguro que una de las cosas que vas a aprender allí es que existen distintos materiales y que dependiendo de la pieza que se vaya a crear, será conveniente utilizar un material u otro. Así, poco a poco, a medida que avancemos iremos teniendo la posibilidad de mezclar los materiales y crear joyas únicas con los aprendizajes de la escuela de joyería.

Qué materiales son los más adecuados para las joyas

Dentro de los materiales existentes, los que se destacan son:

  • Metales: la gran mayoría de piezas de joyas que tenemos en casa s hacen a base de metales nobles. Debido a su versatilidad nos permite tener un tratamiento adecuado con nuestras piezas de joya para fabricar anillos, pulseras, cadenas, pendientes o cualquier otro tipo de elemento. Sobre el final se le da un acabado con tratamiento de plata o de oro con el fin de evitar que se estropeen con el paso del tiempo.

 

  • Materiales naturales: dentro de los materiales naturales utilizados para la joyería se encuentran por ejemplo los cristales, piedras preciosas, semipreciosas, minerales, huesos y fósiles. Las perlas también son muy valoradas en el mercado.

 

  • Oro: es otro de los materiales clásicos por excelencia. Con el paso del tiempo, las piezas que se crean en oro van teniendo un mayor valor económico por lo que muchas personas lo ven como una inversión real para su vida. El oro blanco es un tipo de variedad en el material que se utiliza especialmente en gente joven.

 

  • Madera o cuero: son otros de los elementos que se suelen utilizar para hacer piezas de joya de estilo étnico o que tengan que ver más con el verano. Permiten diversas combinaciones gracias a sus colores.

 

Por supuesto que cada uno de estos materiales tiene una técnica y necesita de un modo de fabricación específico, por lo que es bueno que durante tus estudios en la escuela de joyería puedas profundizar en ello y probar los distintos estilos para ver con qué te sientes más cómodo. Así, poco a poco, vas a ir definiendo el cómo serán tus joyas para que en el futuro puedas generar tu propia marca de joyería.