Mantener joyas y relojes (segunda parte)

Cómo mantener un reloj

En el caso de los relojes la cosa es diferente. Aquí hay que tener mucho cuidado en cuál es el tipo de material que utiliza. Generalmente se hace uso del acero inoxidable, el cual es un material muy resistente pero que con el tiempo va perdiendo algo de brillo.

Si realmente necesitas limpiar tu reloj, entonces aplica los siguientes pasos.

Para la zona del cristal, es decir la parte frontal del reloj lo que puedes utilizar es un paño suave que esté humedecido muy poco con ello. Cuando la suciedad está en zonas que es muy difícil de eliminar, entonces se puede hacer uso también de un cepillo de dientes frotando muy suave en ello.

En la parte de la pulsera, se recomienda desmontarla. Para ello entonces se puede hacer uso de un paño en donde se aplica un poco de limpiacristales o incluso de vinagre. Hay que ir limpiando la pulsera muy suave y poco a poco.

También se puede llegar a introducir cerca de unos 15 minutos en un recipiente en donde haya limpiavidrios, pero recuerda que es sólo la pulsera, no el reloj completo.

En caso de que tu reloj no sea sumergible, entonces hay que prestar mucha atención al momento de limpiarlo y que la zona de la corona esté muy bien cerrada ya que de lo contrario se tiene el riesgo de que haya algún tipo de filtración de agua y se llegue a estropear al completo.

En muchos casos, se recomienda llevar a realizar el mantenimiento de joyas y relojes con profesionales al ser piezas de tanto valor y que si no sabemos cómo hacerlo podríamos llegar a estropearlas.