Elegir el nombre de tu marca de joyas

Elegir el nombre de tu marca de joyas o de cualquier tipo de empresa no es algo sencillo. Se debe de pensar muy bien en muchas cuestiones antes de tomar la decisión, sobre todo porque una vez que se tome la decisión final no suele haber vuelta atrás al respecto. Elegir un nombre que genera confusión o dificultades de pronunciar podría quitarnos clientes o hacer que sea más difícil llegar a ese público que hemos escogido.

Para que eso no te suceda, te dejamos algunos consejos para elegir el nombre de tu marca de joyas.

Consejos para elegir el nombre de tu marca de joyas

Buen sonido

Es importante que tu marca, cuando la digas en voz alta suene muy bien. En ocasiones parece que un nombre va muy bien escrito pero cuando lo pronunciamos en voz alta la cosa cambia. Si un nombre de una marca suena bien en voz alta, entonces sonará bien en todos lados.

Significado

El significado del nombre es importante. Pero además debe de brindarle sentido a los clientes. Si ellos dicen ese nombre deben de saber a qué industria pertenece y a qué mercado se están refiriendo.

Nombre específico

Es mejor no utilizar nombres genéricos, pues podrían llegar a confundirse con el hecho de que tu marca en realidad es de otro sector. Lo que queremos es que cuando se escuche se sepa que es una marca de joyas.

Iniciales

En ocasiones hay personas que eligen colocar iniciales a su marca. Si haces esto podría ser un inconveniente en el sentido de que podría ser complejo para tu público recordar realmente el fin de tu marca.

Registro

Después de hacer todas las pruebas anteriores, asegúrate de que el nombre se puede registrar, de lo contrario si es un nombre que ya está registrado o que ya lo utiliza otra persona estarás en problemas.

Búscalo en internet

Ahora que lo tienes, busca en internet a ver si existe alguna otra empresa que se llama por ese nombre o qué es lo que aparece cuando lo colocas con el fin de que puedas ver si será fácil de posicionar o por el contrario, como decíamos antes, tiene otra empresa que se llama igual que te “obliga” a cambiar de nombre.

Recuerda siempre que el nombre de tu marca de joyas debe de ir en concordancia con el tipo de joyas que realizas. Si no, siempre puedes estudiar un curso de joyería para crearte tus propias joyas.