El mantenimiento de las joyas de plata

Si tienes la suerte de que alguien te ha regalado una joya de plata o por el contrario tú mismo te has comprado una para ti, debes de saber que son elementos muy delicados y que por lo tanto necesitan de un mantenimiento y un cuidado especial para que se mantengan así por mucho tiempo.

Sin embargo, darle un mantenimiento a las joyas de plata es más sencillo de lo que crees.

Cómo es el mantenimiento de las joyas de plata

Antes de comenzar a darle el mantenimiento adecuado a las joyas de plata tienes que observar si no existen otro tipo de elementos en la joya que se puedan dañar como es el caso por ejemplo del cuero o el cristal.

El proceso de limpieza de un metal es muy sencillo. Lo que hay que hacer es tener un recipiente que sea de metal o de cristal.

La parte interior de este recipiente se le va a colocar papel aluminio, haciendo que la zona más brillante del papel quede hacia arriba. A partir de allí se le coloca muy bien de sal y después se llena con agua hirviendo. En ese interior se ponen las joyas de plata con el fin de que estén en contacto con la sal, con lo cual se deben de dejar en el fondo del recipiente.

Se dejan que perduren allí al menos unos 15 minutos. Posteriormente se las quita y se va a notar que al sacarlas tienen un polvo muy fino. Esto se debe a que al estar en contacto con la sal se da una reacción química que hace que se separe la suciedad existente de la plata.

Una vez finalizado el proceso entonces se tiene que frotar muy bien las joyas con un paño seco o con un papel que sea absorbente. Así, poco a poco se va a ir sacando brillo y se le dará un tipo de efecto pulido haciendo que las joyas de plata se mantengan intactas por mucho tiempo.

Cuando las joyas son mucho más delicadas o cuentan con otras piezas que podrían dañarse, lo mejor es llevarlo a un especialista a que realice el mantenimiento de las joyas de plata adecuado.