Cómo limpiar una joya

A todos nos encantan las joyas. Forman parte de nuestra vida y son regalos que se suelen dar en momento especiales en la vida. Tanto sean joyas de adornos y para el día a día como joyas de lujo, siempre es bueno conocer los materiales con los que se han creado para saber de qué forma limpiarlas y mantenerlas.

Para que conozcas un poco más de ello y sepas qué mantenimiento darles vamos a ver cómo limpiar una joya.

Limpiar una joya

Generalmente los joyeros nos indicarán de qué forma darle un mantenimiento adecuado pero si eso no sucede o la propia garantía no lo indica, entonces presta atención a estos detalles:

 

  • -Si la joya tiene algún tipo de piedra floja es mejor que no la limpie y que se lleve a un joyero para repararla previamente.

 

  • -La limpieza dependerá en todo momento del material que se tenga, por lo que hay que prestar atención y conocer previamente el material con el que ha sido realizada antes de lanzarse al proceso.

 

  • Joyas en oro: Las joyas en oro lo que suele suceder es que se opacan y quedan algo oscurecidas. Para ello, hay que colocar un litro de agua tibia y colocar un poco de jabón en gel del que se utiliza para fregar los platos. También se puede colocar unas gotas de amoníaco. Se sumerge la joya se va frotando de apoco con un cepillo de cerdas suaves. Posteriormente se enjuaga con agua tibia y se la deja que se seque al aire. En ningún caso hay que hacer uso de lejía o blanqueador.

 

  • Joyas de plata: La plata se raya con mucha facilidad por lo que hay que tener cuidado. Colocar un poco de agua y pasar un trapo de los que se utilizan para sacar brillo.